Algunas adhesiones

Desde 1995 se han unido a nuestro intento de salvar Velintonia 3 numerosos intelectuales, escritores, poetas, instituciones culturales, fundaciones y asociaciones, no sólo de España, sino de todo el mundo. En 2006, el poeta y premio Nobel irlandés Seamus Heaney envió una carta a la Asociación en la que expresaba su deseo de que la casa de Aleixandre fuera "preservada como símbolo del compromiso de España con su gran herencia cultural". En noviembre de 2010 recibimos también la adhesión de Mario Vargas Llosa, último premio Nobel de Literatura .

Éstas son algunas de las múltiples adhesiones que hemos recibido a lo largo de estos años. Incluimos también algunos de los mensajes de solidaridad que las acompañan:

Abraham, Jesús (Venezuela)
Ágreda Burillo, Fernando de
Aguirre, Francisca
Aguirre, Arantxa
Aladro Vico, Eva
Alarco de Zadra, Adriana (Perú)
Albi, Mercedes
Alcántara, Manuel
Aliaga Carrillo, Carlos Alberto (Perú)
Almendares, Juan (Honduras)
Altamira, Pilar
Altmayer, Wilherme
Amorós, Amparo
Andión, Patxi
Andión, Jon
Andréu Vidal, Josep Manuel
APUDEPA (Asociación Pública en Defensa del Patrimonio Aragonés)
Arce, Manuel
Areneros, Florentino
Arlandis, Sergio
Arroyo Fernández, María Dolores
Asociación de Amigos de Miguel Hernández
Asociación de Hispanistas Italianos
Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio
Ateneo de Madrid
Aute, Luis Eduardo
Ayquipa Lojas, Edgardo (EEUU)
Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra

Ballesta, José (Director del Pazo-Museo Municipal de Vigo "Quiñones de León")
Ballesteros, Francisco
Baquero, Gastón
Barnatán, Marcos Ricardo
Bellido, José Félix
Benito de Lucas, Joaquín
Biblioteca Nacional de España
Bielsa, Ramón
Blanco Ollero, Isabel
Bodrero, Analia Guadalupe
Boloqui, Belén
Bourne, Louis
Bowles, Paul

Brines, Francisco
Buján, Silvana (Argentina)
Bustamante M., Ana Rosa (Chile)

Calderón, Emilio
Campo, Julián del (Argentina)
Canelo, Pureza
Cano Ballesta, Juan
Cano, José Luis
Carnero, Guillermo
Carvajal, Antonio
Cañas, Dionisio
Castanedo, Gunther
Castañeda, María Cristina (Honduras)
Castellano Mejías, José Luis
Castillo, Horacio (Miembro de la Academia Argentina de Letras)
Cediel Guzmán, Héctor J. (Colombia)
Centro Cultural Generación 27
Cereijo, José
Chacón, Dulce
Chaparro Hidalgo, Bertha Susana (Perú)
Chaparro Hidalgo, Julio Lupo (Perú)
Chaparro Hidalgo, Marcial Mariano (Perú)
Chiroque Guerrero, Raúl (Perú)
Círculo de Bellas Artes
Colectivo de las Artes y las Letras Canarias
Colinas, Antonio
Collon, Néstor (Argentina)
Cordero Hinostroza, Jorge Rosulo (Perú)
Conejero López, Alberto
Cortés Moreno, Miguel Ángel
Cosmopoética 2008
Cotrina Moran, Eulalia (frontera Perú-Ecuador)
Crespo, Ángel
Cuartas Alonso, José Antonio
Cuenca, Luis Alberto de
Cueto, Adolfo

Delgado, Fernando
Díaz Pardo, José Ignacio
Diego, Elena
Diéguez, Alicia (Argentina)
Díez de Revenga, Francisco Javier
Díez Torre, Alejandro
Domingos, Carlos (Portugal)
Driss, Faakhour (Marruecos)

Echevarría García, Adán (México)

Editorial Alebrijes
Editorial Torremozas
Emiliozzi, Irma (Argentina)
Enrique, Antonio
Erazo Delgado, Julia (Ecuador)
Estrada, Adolfo

Facultad de Filología (Universidad Complutense de Madrid)
Faakhour, Driss (Francia)
Feria, Lina de (Cuba)
Fornasero, Mary (Argentina)
Fundación Cultural Miguel Hernández
Fundación Federico García Lorca
Fundación Gerardo Diego
Fundación Letras del Mar
Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano

Gala, Antonio
Gallego García, Laura
Gallego López, José María
Gan, Trinidad
García Baena, Pablo
García Iglesias, Asunción
García Iglesias, Carmen
García Iglesias, Javier
García-Retamero, Rodrigo Benito
Gatell, Angelina
Gentile, Ángela (Argentina)
Gibson, Ian
Gimferrer, Pere
Grande, Félix

Granados, Vicente
Grasnich, Charlotte (Alemania)
Grasnich, Ulrich (Alemania)
Guadalupe Bodrero, Analia
Guerra Garrido, Raúl
Guillén Acosta, Carmelo
Guinda, Ángel
Gutiérrez Riveros, Lilia (Colombia)
Gutiérrez, José Luis (Revista Leer)

Heaney, Seamus (Premio Nobel de Literatura, 1995)
Hernández Soto, Jaime Alberto (alcalde frontera Perú-Ecuador)
Hernández, Antonio
Hernánz, Beatriz
Hernández, Ramón
Hernández, Rodrigo
Herreros, Isabelo
Hierro, Isabel
Hierro, José
Hilario Tundidor, Jesús
Hípola, Blanca
Hoyo, Arturo del

Huerta Calvo, Javier

Ibáñez Lérida, Pedro Luis
Iglesias Cavicchioli, Manuel
Iglesias Enciso, Carmen
Impaglione, Gabriel (Argentina)
Instituto Cervantes
Isla, Jessica (Honduras)

Janés, Clara
Jiménez-Landi, Teresa
Jiménez, Diego Jesús
Jiménez, José Olivio
Juliá, Eduardo

Lama More, José Guillermo (Perú)
Larrabide, Aitor L.
Lázaro, Jesús Javier
Lázaro Carreter, Fernando
Lencero, Rosa
Linares, Carmen
Llácer, Elena
López Ayala, Gerardo
López, César (Cuba)
López, Charo
López, Elsa
López, María Teresa
López-Tusset, Enric
Lorzil, Evelyne (Francia)
Losada, Miguel
Lostalé, Javier
Loxa, Juan de
Loup-Sougez, Marie (Argentina)
Lucía Megías, José Manuel (Universidad Complutense de Madrid)
Luis, Leopoldo de

Macías Luna, Antonio (Chile)
Mantero, Manuel
Manzanas, Miguel Ángel
Marías, Javier
Martín Salinas, Isabel
Martín, Eutemio
Martínez de Sousa, José
Martínez Mesanza, Julio
Martínez Oña-López, Rafael
Martínez Samperio, Ángel
Maruri, Julio
Mestre, Juan Carlos
Mgara, Ahmed Mohamed (Marruecos)
Millet, José (Venezuela)
Millones Castillo, César Martín (Perú)
Miranda, Clara
Miranda de Larra, Jesús
Mistrorigo, Alessandro (Italia)
Molina, Miguel
Molina Foix, Vicente
Montané, Joan Lluís
Montesinos, Rafael
Montoya García, Iñaki
Mora Vázquez, Zara Patricia (Chile)
Moral, Ada del
Morales Molina, Gema
Morales, Carlos Javier
Morales, Rafael
Morales Molina, Gema
Moreau, Geneviève (Francia)
Morelli, Gabriele (Italia)

Naranjo Jiménez, Alejandro
Navajas, Teresa
Navarro, Francisco (Asociación BAETICA NOSTRA)
Nieva, Francisco
Núñez, Antonio

Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Ocampo, Carolina (Perú)
Olarra Eizaguirre, Iñaki
Oliván, Lorenzo
Ortiz Morales, Julia María (Chile)
Oviedo, Armando

Pareja, Inés (Perú)
Pastor, Juan
Paulo, Xoán
Peña, Pedro J. de la
Pereira, Antonio
Pérez Hernández, Ricardo
Pérez Morejón, Racso (Casa de la Poesía, La Habana, Cuba)
Ponce, Daniel (Argentina)
Porpetta, Marta
Prada, Amancio
Prados García, Ana María
Prono, Marta (Argentina)
Puerto, Javier

Quevedo, José Pablo
Quiñones, Fernando
Quiroz Serrano, Carlos Enrique (Perú)

Ramos, Eduardo (Canal Sur)
Real Academia Española de la Lengua
Rebollada Casado, Eduardo
Reina, Manuel Francisco
Revilla Alguacil, Óscar
Rico, Manuel
Rey Hazas, Antonio
Río, Luis del (Chile)
Río Balsas, Bernardo del
Ripoll Cera, María
Riquelme, Jesucristo
Rius, Miguel
Rodríguez, Claudio
Rodríguez Castro, Josefa
Rodríguez Navarro, Clemente
Rodríguez-Spiteri, Carlos
Romero, Manuel
Rosales Fouz, Luis
Rubén Álvarez, Mario (Paraguay)
Rubio, Fanny
Rubio, Isabel

Sacristán, José
Salgado Hidalgo, Daniel (Ecuador)
Salvador, Álvaro
Sánchez Vigil, Juan Miguel
Sánchez, Javier
Sánchez, Juan Carlos (Argentina)
Sánchez-Carralero López, José
Sansonetti, Jesús (Venezuela)
Sanz, Alejandro
Sanz, Juan Ramón
Siles, Jaime
Siveau, Susana (Argentina)
Soler, Rafael
Sorel, Andrés
Soriano, Elena
Suárez-Galbán, Eugenio

Torres, M.ª Ángeles
Torres-Pardo, Rosa
Turiso, Pilar

Umbral, Francisco
Valladolid Benítez, Carmen
Vargas Llosa, Mario (Premio Nobel de Literatura, 2010)
Váscones Martínez, Carmen (Ecuador)
Vázquez, Juana
Vázquez, Susana
Vieira, Maruja (académica de la Lengua de Colombia)
Villar Dille, Fransi de (Bélgica)
Villar, Arturo del
Vizcarra Tiendo, Enrique (Perú)

Yanes, Víctor
Youg, Gloria (Panamá)
Yubero, Fernando

Zamora, Daisy (Nicaragua)
Zamorano Amigo, José María
Zamorano, Ricardo
Zarate Ruiz, Eliseo (Perú)
Zardoya, Concha
Zarza López, José Antonio (Grupo de Estudios del Frente de Madrid)

Gabriel Impaglione
Argentina/ Italia

Y aquí el Poeta Vicente Aleixandre.
Y en su memoria, la lucha para que su casa de Velintonia 3, Madrid, sea una Casa Abierta a Todos, en poesía.
En pocas horas llegaron a la Isla Negra más de 250 adhesiones. No es poco, no es lo mucho que debería ser, pero es un primer paso, o, mejor dicho, otro paso.
Es largo el esfuerzo de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre y tantos poetas y ciudadanos vinculados a la Cultura.
Fueron sistemáticamente desoídos. ¿Es que esta indiferencia es el pago de parte de los representantes del pueblo español en los gobiernos desde 1995 a la obra y memoria de Aleixandre?
Seguirán otras acciones, nuevas iniciativas, se abrirán espontáneamente en todas partes nuevos espacios para apoyar esta lucha. ¡Los poetas honramos la memoria del maestro Vicente Aleixandre!
Desde Velintonia 3
                    la poesía
con Gratitud a todos y a cada uno de quienes han hecho llegar su voz, y sus manos constructoras.

Juan Almendares
Tegucigalpa, Honduras

Carta al Maestro Eterno de la Poesía
(En defensa de la Casa de la Poesía)

Señor Vicente Aleixandre:
Estimado Maestro Eterno de la poesía
La casa de Velintonia 3, Madrid, la Casa del Poeta Vicente Aleixandre.
Le deseo dicha y felicidad en el Monte del Parnaso. Le escribe un discípulo suyo, aprendiz de la poesía. Inspirado por la fuerza de los versos y el testimonio de su palabra.
Aprendí de usted que la poesía es comunicación. Recuerdo su discurso al recibir el Premio Nobel de Literatura: «…El poeta que yo soy tiene, como digo, vocación comunicativa. Quisiera hacerse oír desde cada pecho humano, puesto que, de alguna manera, su voz es la voz de la colectividad, a la que el poeta presta, por un instante, su boca arrebatada».
La solidaridad es el abrazo de la poesía a la humanidad: «Nuestro ser sólo alcanza su verdadera individualidad junto a los demás, frente al prójimo. Cuanta mayor calidad tenga ese contorno humano en el que nuestra personalidad se hace, tanto mejor para nosotros».
Uno de sus poemas que ha sido núcleo inspirador para nosotros, en la defensa de la paz, la justicia y los derechos humanos es:
ODA A LOS NIÑOS DE MADRID MUERTOS POR LA METRALLA.
(fragmento)
«Se ven pobres mujeres que corren en las calles
como bultos o espanto entre la niebla.
Las casas contraídas,
las casas rotas, salpicadas de sangre:
las habitaciones donde un grito quedó temblando,
donde la nada estalló de repente,
polvo lívido de paredes flotantes,
asoman su fantasma pasado por la muerte.
Son las oscuras casas donde murieron niños.»
Espero, visitar en Madrid: La casa de los poetas de la humanidad.
Desde el pequeño corazón del Mundo Honduras y Centro América, le expresamos nuestra solidaridad para que la “Casa de la Poesía” sea protegida y defendida por todos los poetas del mundo.
Sus versos, amor y solidaridad, son testimonios eternos del compromiso de la Poesía con el sentido  humano, digno y planetario de la vida.

César López
Poeta, Cuba

He recibido su correo electrónico sobre el peligro de la casa de Welintonia 3, Parque Metropolitano. El recuerdo y la memoria unidos a la admiración poética me obligan a la incorporación a su admirable gestión.
Hace ya más de cincuenta años visité por primera vez la morada del poeta. Su generosidad, proverbial, abrió sus puertas a aquel jovencito que llegaba de Cuba a estudiar y en obligado exilio... de la misma manera que a muchos otros. Me mantuve visitando el sitio durante los casi cinco años de aquella estancia madrileña, aprendiz de poeta. Otros intelectuales cubanos pasaron por allí (algunos ya no nos acompañan) como José Rodríguez Feo, Mario Parajón, Severo Sarduy, Fayad Jamís, Ezequiel Vieta, Carlos Sánchez... Y también Roberto Fernández Retamar, José Triana, Ambrosio Fornet - Luis Marré que sólo pudo sostener correspondencia con Welintonia como dirección postal - y algún otro...  Pienso en todos y en la cálida presencia del gran poeta. Entonces el apoyo es insular y colectivo.  Según la estación del año las reiteradas y largas conversaciones eran dentro o fuera de la casa, un perro nos acompañaba en el verano, ya lo he dicho en otro sitio. Acepte, amigo de la Poesía y de la Historia, mi nombre junto a todos los otros que se empeñan en salvar el lugar.

Carlos Domingos
Poeta, Portugal

CASA é o recipiente da Memória,
da Memória do Poeta,
da Memória da Poesia.
E a Memória
é uma jarra de porcelana.
Se a deixamos cair
desfaz-se em mil pedaços...
Não deixemos cair a Memória.
Salvemos a Casa de Vicente Aleixandre!

Antonio Macías Luna
España – Chile

Soy uno más de los que barre la arena blanca del papel con ideas y tachones para tratar de convertirlo en Literatura en este mundo azaroso y cada vez más incierto de hoy. Sevillano, nacido en 1944, vivo en Chile desde hace unos cinco años. Estoy muy lejos de España y siento una profunda consternación ante lo que hace unos días leí en la prensa vía Internet: la venta de la casa en Velintonia, 3, Madrid, de nuestro NOBEL VICENTE ALEIXANDRE, gran poeta injustamente olvidado; además, paisano mío para mayor indignación propia, aunque esto no cuente en realidad. Esta acción es un obstáculo para la fundación que llevaría el nombre del literato.
A través de IMPAGLIONE, con su revista ISLA NEGRA, me ha llegado la posibilidad de adherirme contra lo que ya tiene visos de convertirse en hecho consumado; lo que parece inevitable si no consiguen Uds., con el apoyo de los que amamos y cultivamos las Letras, detener esta rusticidad.
Señores, les puedo decir que, aquí en Valparaíso (ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad), existe una casa llamada la SEBASTIANA, (FUNDACIÓN PABLO NERUDA), la cual no sólo sirve de museo, sino de lugar para conferencias y para impartir talleres de literatura, sin costos, a estudiantes de hasta 25 años. En ella pasó PABLO NERUDA parte de su vida. En Chile se transmite, de generación en generación, la memoria de sus Premios NOBEL, como el mencionado y la extraordinaria GABRIELA MISTRAL. De esta manera, dan ejemplo al mundo de cómo honrar a sus personas ilustres.
He preferido dirigirme directamente a Uds. para solidarizarme en la defensa del patrimonio literario español. Un NOBEL se merece respeto y consideración en cualquier lugar del mundo, especialmente en su nación de origen. Me duele en lo más hondo mi Patria. Lamento decir que, culturalmente, no es la que conocía.

Maruja Vieira
Académica, Colombia

Revivir la memoria de Vicente Aleixandre es para mí un imperativo de admiración y afecto. Soy poeta, tengo 86 años, pertenezco como Numeraria a la Academia Colombiana de la Lengua y como Correspondiente a la Real Española. Mis contemporáneos amigos de Aleixandre ya se fueron a hacerle compañía, pero la obra del poeta tiene innumerables admiradores en las generaciones siguientes.
Mi oficio como profesora de literatura de la Universidad Central es testigo. Tenemos la Emisora HJCK de Álvaro Castillo, ahora en Internet y con una gran audiencia. Allá tienen su voz. Les transmitiré el tema y lo acogerán. Ya veremos qué otros caminos podemos intentar.
Desde Colombia comparto la inquietud por conservar la casa del Nobel español Vicente Aleixandre, como un monumento que honre la memoria de uno de los poetas más grandes del idioma.

Juan Carlos Sánchez
Director Editorial GACETILLAS ARGENTINAS, Argentina

Esta Dirección Editorial adhiere a la causa por la cual bregas, consustanciado con las necesidades de quienes ejercemos el noble arte de pensar y escribir por un mundo mejor; más aún, en este caso, donde se trata de preservar el ámbito en donde vivió el premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre.
No tengo palabras para definir mi indignación ante la indiferencia oficial, la que no me extraña pues resulta algo que conozco hasta el hartazgo en carne propia.
Desde Buenos Aires, Argentina, te envío mi apoyo personal como la de este medio y espero que, muy pronto, vuelva la sensatez para salvar la casa de quien supo interpretar su tiempo.

Lilia Gutiérrez Riveros
Presidenta Poesía sin fronteras, Colombia.

En mi país se ha leído, se sigue leyendo y se sigue llevando en el corazón a Vicente Aleixandre.
La voz de Poesía sin fronteras respalda el propósito de tener la Casa del gran poeta con las puertas abiertas a la poesía y a los poetas.
Ojalá pudiéramos hacer algo más por esta gran obra.

Julia Erazo Delgado
Poeta, Ecuador

Apunto mi firma que es un grano de arena para contribuir a esta noble causa. Salvar la casa del poeta Vicente Aleixandre es salvar la historia, la obra que habrá sido escrita en ella, el espíritu del poeta atrapado irremediablemente en sus habitaciones, en su vacío.

Pilar Turiso
España

Mi apoyo a la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre para salvar la casa del poeta y transformarla en un centro de documentación y estudio de la poesía española del siglo XX. Me uno a esta necesaria causa porque no podemos olvidar a uno de los grandes escritores de nuestro pasado más reciente.

Carmen Váscones Martínez
Poeta, Ecuador

Recuerdo a Aleixandre en un documental que vi cuando tenía 20 años, lo entrevistan, habla, sombra del día que avanza, él en una hamaca, contrastes de silencios, el se impone a la pantalla, y la poesía parecía un manantial de vacíos y lucidez, de levedad y deseo sin desesperación, de amor implacable con la soledad. De hombre meciéndose en la cuerda del mar.
Me lo leí casi todo. Su imagen no se desvanece, sino que parece un espejo flotando en la memoria. Su voz vence la orfandad. Nos deja con el secreto envuelto de sonido y palabra.

Ulrich Grasnich
Charlotte Grasnich
José Pablo Quevedo
Alemania

Desde Alemania
[...] Y mis más sinceras felicitaciones y las adhesiones a esta lucha para que la Casa de Vicente Aleixandre sea una Casa Abierta a la Poesía en el Mundo de las Letras. Pero también es la adhesión  de los Poetas del Círculo de Karl Horst de Berlín, que encabezan sus directores los poetas Ulrich y Charlotte Grasnick.
Aquí, en mis manos tengo un ejemplar de las ediciones que salieran en Alemania Democrática, en ese entonces, de la Editora Reclam, Verlag Philipp, Reclam jun. Leipzig, 1980.
Esta edición está escrita en dos idiomas, en castellano y su traducción en alemán. Observo que el gran Poeta alemán, Erich Arendt, hizo la traducción fina y como suya de la obra de este gran Poeta español, que contiene a muchos de sus libros.
También veo, que este país se esforzó en difundir la obra de muchos escritores españoles en muchas de sus ediciones. La obra de Vicente Aleixandre es motivo de orgullo de muchos poetas jóvenes en la lucha por la Paz, la alegría y la vida en cuyas fuentes hayan inspiración para los motivos de su obra.
Solidariamente con tu esfuerzo y con Isla Negra en el corazón.

Adriana Alarco de Zadra
Perú

Excelente revista la última Isla Negra en memoria de Vicente Aleixandre.
Fue un gran poeta, querido, seguido, copiado y quienes lo han leído no han dejado de emocionarse e influenciarse con sus palabras. Yo también me uno con mi voz lejana y casi desconocida a los que quieren hacer de su casa una Casa Abierta a Todos (como es la Casa Museo de Ricardo Palma en Lima, de la cual dirijo su Fundación o Consejo Administrativo).

Luis del Río
Chile / Francia

Como siempre, bien documentado y sincero. Como asimismo tu apoyo a NO dejar que la casa del poeta en Madrid pasea las arcas de usureros inmobiliarios. Estamos en esa vía, te acompañamos. ¿Olvida la bella Andalucía a sus insignes bardos? Pregunta que viene al recordar a otro poeta del exilio español Antonio Machado, cuyo cuerpo yace aún en Colliure (Francia).

Ramón Bielsa Ciercoles

Es muy triste que los Sres.-Sras. de la política se olviden de este gran artista ALEIXANDRE.
YO, RAMON BIELSA CIERCOLES ME ADHIERO A QUE SU CASA NO SEA DESTERRADA.

Jesús Abraham

Con ardoroso amor me sumo a esta causa noble... Vendrá el tiempo donde la poesía no tenga que mendigar. Y esta Casa del poeta bien podría ser el recinto para almacenar la pólvora que contribuya con el estallido de la frente y el vientre de este actual tiempo egoísta. Y de esa frente y de ese vientre, abruptamente extirpado, hacer brotar un tiempo nuevo donde reine la Casa del poeta...

en el viento...!

Ahmed Mohamed Mgara
Periodista y escritor de Tetuán, Marruecos.

Uno mi repulsa.
Hay que salvar la casa de Vicente Aleixandre. Hay que hacerlo aunque fuera por suscripción popular, en ausencia de gente preocupada por borrar la memoria lúcida de la cultura hispana con alcance mundial.
En Tetuán, Marruecos, también nos solidarizamos con el proyecto. Don Vicente nos honró en los años 50 con su visita. Le seremos fieles y estaremos a disposición para colaborar, dentro de nuestras posibilidades y limitaciones.

Pedro Luis Ibáñez Lérida
España

Mi nombre es Pedro Luis Ibáñez Lérida. Soy un poeta sevillano, y os envío con este correo mi adhesión a la acción poética y reivindicativa que estáis propiciando desde vuestro ámbito, en relación con el título de este correo.
Os agradecería que me mantuvierais informado de la situación, así como de cuantas acciones futuras planteéis.

Ricardo Pérez Hernández
España

La casa del poeta y premio Nobel Vicente Aleixandre sigue en riesgo de desaparecer.
¿La razón? Desidia gubernamental, ninguneo de toda cultura que no tenga una utilidad mediática y propagandística de carácter inmediato, intentos de silencio de aquellos que reclaman no sólo el valor e importancia de la poesía, sino la necesidad de reconocer y valorar a quienes hicieron que España destacase por ello en el mundo… En definitiva, el consabido criterio político de ¿a quién le importa esto?
Se equivocarán también en esta ocasión pues la Asociación de Amigos del Poeta Vicente Aleixandre, después de catorce años (sí, han leído bien, catorce años, desde marzo de 1995 concretamente) de lucha infructuosa, ha puesto en marcha una campaña para lograr por medio de vox populi lo que no han conseguido las gestiones ante los gobernantes municipales, regionales y nacionales en ámbito cultural: la compra del inmueble con objeto de ubicar en él un centro de documentación y estudio de la poesía española del siglo XX, así como sede de la futura Fundación Vicente Aleixandre.
Esta campaña internacional ha recibido respuesta de literatos de la talla de Seamus Heaney, Premio Nobel irlandés y la casa de Velintonia 3 ha sido contemplada, como ejemplo, por Gimferrer en su discurso de ingreso en la Academia, Javier Marías en El País Semanal (2006) o a través de sus versos por Pablo Neruda, versos que recogió la revista poética Isla Negra.
Es esta misma revista, Isla Negra, coordinada por Gabriel Impaglione, quien llama de nuevo a la acción para evitar la venta de la casa de Aleixandre (sería tan placentero derrotar la estulticia institucional a golpe de voces alzadas…).

Francisco Navarro Ibáñez
España

Mi nombre es Francisco Navarro y soy el presidente de la Asociación BAETICA NOSTRA para la Defensa del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Etnológico de Andalucía.
El motivo de este correo es comunicarles que nos adherimos a la campaña que estáis desarrollando para salvar y poner en valor la casa de Vicente Aleixandre en Madrid.
En poco tiempo nuestros socios y entidades colaboradoras de toda Andalucía enviarán cartas y correos electrónicos similares al del archivo adjunto al Ministerio de Cultura para pedir que atienda a las peticiones de vuestra asociación.

Horacio Castillo
Miembro de la Academia Argentina de Letras y correspondiente de la Real Academia Española
Argentina

Queridos amigos: Frecuenté a don Vicente en 1959, en la casa de la calle Wellingtonia. ¿Es esa la que está en venta? En ese caso les envío mi adhesión calurosa.

Prof. Cecilia Bignasco
Prof. Ángela Gentile
Argentina

Hemos recibido el mail del poeta Horacio Castillo en el cual comentaba la venta de la casa del poeta.
Biblos ´03 es un Programa de promoción de la lectura literaria y adherimos a vuestro petitorio; ya que los poetas son el alimento que nos hace eternos.
Para aquellos que cambian dinero por memoria que vuelvan al corazón, recuerdos.

Belén Boloqui
España

Hemos recibido vuestro e mail en Apudepa, Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, y contar con nosotros como apoyo a fin de lograr el noble objetivo que os habéis propuesto aunque físicamente no podemos estar por razones obvias.

Jesús Sansonetti
Venezuela

Algo que forma parte de una vida llena de tantas luchas y deseos, una casa, claro no es cualquier cosa. Mi adhesión a su conservación por supuesto, la poesía de Aleixandre fue de las que leí siendo casi niño, y aún conservo mi libro en casa de mi madre. Así pues mi apoyo y dejar la indiferencia se debe atesorar los momentos de alguna forma.

Alessandro Mistrorigo
Italia

Con este correo expreso el deseo de incorporarme de inmediato a la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre. Mi tesis doctoral ha sido precisamente sobre la obra de este inmortal poeta español. Conozco la situación de la Casa de Aleixandre y la pena grande que dicha situación nos da a los que le aman. Espero también que me incluyan en la lista de mail y que me dejen saber las iniciativas presentes y futuras de la asociación.

Página de inicio