Historia de nuestra lucha

En marzo de 1995 un grupo de amigos iniciamos una importante campaña de protesta -encabezada por el poeta y crítico José Luis Cano y Alejandro Sanz, presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre- para denunciar el lamentable e incomprensible abandono que padecía el histórico inmueble de Velintonia 3 desde el fallecimiento del poeta y premio Nobel Vicente Aleixandre, en 1984. En dicha campaña se recogieron más de un centenar de firmas de prestigiosos poetas e intelectuales y fuimos dando a conocer la situación del inmueble en España y fuera de España.

Diez años después de nuestra primera protesta y en vista de la persistente desidia institucional, decidimos convocar, el 28 de marzo de 2005, una concentración frente a la casa de Vicente Aleixandre (calle de Vicente Aleixandre, 3, en Madrid) a la que acudieron diversos personajes de la cultura de nuestro país.

Esta acción reivindicativa fue ampliamente recogida en varios medios de comunicación y, durante unas semanas, atrajo la atención del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Cultura.

No obstante, en el pleno del Ayuntamiento, celebrado el 30 de marzo de 2005, se rechazó la idea que defendemos: adquirir el histórico inmueble para transformarlo en sede de la futura Fundación Vicente Aleixandre y en un centro de documentación y estudio de la poesía española del siglo xx, o lo que es lo mismo, en la Casa de la Poesía. La representante del Grupo Popular admitió que si la casa se compraba a partes iguales entre el Ayuntamiento (PP), la Comunidad (PP) y el Ministerio de Cultura (PSOE), ellos aceptarían.

De esta forma se creó una comisión encargada de negociar la compra del inmueble con los respectivos herederos. Durante varios meses las negociaciones fueron inexistentes, por lo que desde la Asociación continuamos nuestras movilizaciones, al tiempo que seguíamos dando a conocer al mundo tan penosa situación. Lamentablemente, de la noche a la mañana, las tres administraciones decidieron, mediante un breve comunicado enviado a los medios de comunicación, romper unas negociaciones que nunca existieron como tal. Según nos indicaron desde el Ministerio de Cultura (PSOE), la concentración organizada frente a su sede fue "la gota que colmó el vaso".

Entre los intelectuales que respondieron a nuestra llamada se encuentra el poeta y premio Nobel irlandés, Seamus Heaney, que nos envió una amable carta de adhesión que debería haber avergonzado a nuestros gobernantes.

Tras un par de reuniones informales de las tres administraciones con los herederos, estos decidieron poner en venta el chalet al comprobar la más que evidente falta de voluntad política para salvarlo.

Uno de los actos más relevantes y emotivos organizados por la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre tuvo lugar el 15 de diciembre de 2007. Por primera vez, después de veintitrés años de silencio y abandono, la casa volvió a abrirse a la poesía en un íntimo homenaje al poeta, con motivo del año conmemorativo del 30.º aniversario de la concesión del Premio Nobel, en el que numerosos amigos, intelectuales, poetas, escritores y cantantes leyeron poemas de Vicente.

El número XIX-XX de la revista El Ateneo de la primavera de 2008 dedicó un monográfico a la figura de Vicente Aleixandre donde se incluyeron textos y fotografías inéditos del poeta. El artículo "La soledad de Velintonia", de Asunción García Iglesias, secretaria de la Asociación, relata la historia de nuestra lucha desde sus inicios.

En 2009 se conmemoró el 25.º aniversario del fallecimiento del Nobel. Los actos institucionales en recuerdo de tan señalada fecha fueron prácticamente inexistentes.

En 2011, iniciamos el ciclo "Los poetas vuelven a Velintonia" mediante un homenaje en el jardín al poeta y crítico literario José Luis Cano, gran amigo de Aleixandre, en conmemoración del centenario de su nacimiento.

En 2012, fue Gerardo Diego quien "volvió a Velintonia" con motivo del 25.º aniversario de su fallecimiento.

En 2013, se abrió de nuevo la casa para realizar en el jardín una lectura completa del poemario La casa encendida de Luis Rosales.

En 2014 se conmemoró el 30.º aniversario del fallecimiento de Aleixandre. Una vez más, desde el Gobierno se silenció por completo su nombre.

En junio de 2014, se editó el libro en su homenaje, Entre dos oscuridades, un relámpago, que se presentó en el jardín de Velintonia, y en el que colaboraron generosamente, además del gran cantautor Luis Eduardo Aute, destacados poetas y escritores.

En junio de 2015, vigésimo año de nuestra lucha, se presentó en Velintonia el libro de Nobel a novel, el epistolario inédito entre Aleixandre, Miguel Hernández y Josefina Manresa (edición de J. Riquelme). Acudieron a nuestra convocatoria, con gran generosidad: Luis Eduardo Aute, Carmen Linares, José Sacristán, Vicente Molina Foix, Juan Carlos Mestre y muchos otros amigos.

En enero de 2016 apareció una nueva biografía de Vicente Aleixandre, La memoria de un hombre está en sus besos, a cargo del escritor malagueño Emilio Calderón, que ganó el II Premio Stella Maris de Biografías y Memorias. http://www.elmundo.es/cataluna/2016/01/14/5697fb9d268e3e80078b4688.html

Y en junio de 2016 fue Federico García Lorca quien regresó a Velintonia. De nuevo estuvimos acompañados de cientos de amigos y de la pianista Rosa Torres-Pardo, la actriz Charo López y los cantantes Patxi Andión y Amancio Prada, que nos regalaron momentos inolvidables.

En julio de 2017, en conmemoración del 40.º aniversario de la concesión del Premio Nobel a Aleixandre, el acto anual que celebramos en el jardín lo dedicamos a la lectura de poemas del propio Aleixandre. Nos acompañaron, entre otros, Luis María Ansón, Javier Lostalé, Manuel Rico, la actriz Charo López, etc. En esta nueva velada reivindicatoria el grupo español de indie pop, Maga, interpretó su canción "La casa en el número 3", de su último disco "Salto horizontal", en homenaje a la casa de Aleixandre. https://www.youtube.com/watch?v=8algX74zLu4

En febrero de 2018, el cantante Miguel Poveda decide visitar la casa y sumarse a nuestra lucha mediante una intensa campaña de información.

Cada año, mientras Velintonia continúe en pie, la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre seguirá organizando un acto dentro de la casa o en el jardín para reivindicar su salvación.

A día de hoy, Velintonia sigue olvidada por las administraciones públicas... y nosotros seguimos luchando por salvarla.

¡Ayúdanos a conseguirlo!

 

Página de inicio